Español | English

OFTALMOLOGÍA PEDIÁTRICA

Los primeros años de vida son fundamentales para el perfecto desarrollo de la visión. Por ello, el diagnóstico precoz en niños es determinante para que los defectos oculares puedan ser corregidos y no dejen secuelas que persistan durante toda la vida.



Problemas oculares más frecuentes en la infancia

  • Miopía.
  • Estrabismo.
  • Hipermetropía.
  • Astigmatismo.
  • Ambliopía u ojo vago.


¿Cómo detectar que un niño no ve bien?

  • Cuando lee, se acerca o aleja excesivamente al papel.
  • Aparta la vista del papel con frecuencia.
  • Cierra los párpados para mirar.
  • Se frota continuamente los ojos.
  • Tuerce la cabeza a ambos lados con frecuencia al leer.
  • Tiene los ojos llorosos.
  • Padece frecuentemente dolores de cabeza.
  • Se le enrojecen los ojos.
  • El sol le causa molestias o le cuesta adaptarse a la oscuridad.


Primeros meses de vida

Se estima que la visión de un recién nacido supone el 5% de la visión de un adulto normal.
Entre el primer y tener año alcanza 50%. Un niño normal debe lograr el 100% de visión en cada uno de sus ojos entre los 5 y 6 años de edad.



Cuando ir al oftalmólogo

Si se han producido problemas durante el embarazo o el parto.
La visita al oftalmólogo es obligada en caso de un parto prematuro.
Si la mamá o papá han tenido problemas de visión, ya sean comunes, como la miopía, o congénitos hereditarios, como el glaucoma.
Cuando los ojos del bebé lagrimean continuamente puede deberse a un ensanchamiento del canal lagrimal, un problema visual bastante frecuente en niños.
Si observamos desviación en alguno de los ojos del recién nacido o la caída de uno de los párpados.